9 dic. 2011

35






Sagitario.
Dragón de fuego.
Nacida bajo buena estrella al mediodía de un casi verano, en el 76.

Agradecida hasta lo indecible por los hijos, las amistades, los amores, las alegrías que la vida me ha dado. Agradecida por toda la luz que hay hoy. Por las sonrisas, la compañía y el cobijo. Así me llegan los 35, que es tan poco en cronología, pero tan abundante en todo lo demás.

Hace casi un año saqué esta foto, desde un avión, días después de subir un volcán. Mientras miraba el destello en la ventana, pedí un par de deseos al vuelo, todos se cumplieron.

Este año no tengo deseos por cumplir, más bien metas y voy por ellas y todos los cambios internos que conllevan. Este año me hago el regalo de desprenderme de ciertas convicciones y abrazar la incertidumbre, el cambio y recibir con los brazos abiertos a la felicidad, ya sin formular peros, ya sin freno.

No hay comentarios.: