25 nov. 2007

Frankamente Frank (y otras cosas más)

Uno, dos, tres, digan whisky! CLICK. Cierto, no todos dicen eso antes de tomar una foto… tampoco todos toman las fotos iguales… ni todas las fotos dicen lo mismo, aunque todas sí nos digan algo.


Hace varios días que Robert Frank está en el Bellas Artes. Él es un fotógrafo suizo reconocido por sus trabajos en blanco y negro. Los entendidos dicen que sus obras no buscan reflejar la realidad, no de manera consciente al menos, pero aún así son de lo más reveladoras: cada imagen suya nos provoca y nos regala toda una historia.

Robert Frank vivió un buen tiempo en Estados Unidos. Amó varias veces, fue padre, se paseó por el mundo. Pasó por Perú. Se volvió famoso. Se convirtió en referente. Y, al parecer, nunca se agrandó. Al final he copiado su autobiografía, un texto que forma parte de esta expo y que me gustó mucho.


“… y en el territorio único del alma el ojo desnudo hace un guiño y nos invita a recordar que el que vive y no vibra, engendra peste”… entre foto y foto me encontré con esta frase que me pareció maravillosa.

De todas las de esta exposición, mi foto favorita es la primera que puse en este post. Es de 1979 y se llama “4 AM Make Love to Me” (primer cuadro de la izquierda), su mujer, su musa, todo tan lejos de la perfección estética que obsesiona a todo el mundo hoy. El entorno es sencillo y sin pretensión y la cotidianeidad de los objetos y la forma en la que están dispuestos hace pensar que es “su” entorno y no una puesta en escena. Supongo que eso es lo que pasa cuando la belleza y el estilo se llevan por dentro, encontramos seres humanos bellos que hacen bellas obras.

También me gustaron las fotos de Londres, con esos autos del ’50, quizás es porque tengo ganas de ver “La Señal”, la película argentina que acaban de estrenar y que es de la misma época. Al ver estas fotos me dieron más ganas aún.

Hay un video que explica la exposición, foto por foto. Ahí se descubren nuevas historias. Ahí aparece mejor el hombre tras la cámara, ése que al mirar las fotos adivinamos en los reflejos de los charcos, en las sombras de las habitaciones. Vale la pena dedicar unos minutos al video que, además, está relatado por Luis Weinstein, sí, sí, el mismo de TVN, el hombre del tiempo más guapo de todos los tiempos (Weinstein es el gestor de la muestra junto a Verónica Besnier).

Robert Frank, por Robert Frank
1974: Crecí en Zurich. Incluso nací el 9 de noviembre de 1924. 1950: Parto para América ¿Cómo se puede ser suizo? 1954: Casado en New York. Ella se llama Mary. 2 niños: Pablo y Andrea. 1955: Atravieso EEUU y Delpire publica “Los Americanos”. 1960: Una decisión: guardo mi Leica en un closet. Basta de acechar, de cazar, de atrapar a veces la esencia de lo que es negro, de lo que es bueno. De saber dónde está el buen Dios. Hago películas. Ahora tengo que hablar de las personas que se mueven en mí, vivos. No es simple y tampoco particularmente logrado. 1969: Mary y yo nos separamos… la vida continúa… June y yo nos vamos a vivir al final de un camino en Nueva Escocia. Construimos una casa con vista sobre el mar. Miro por la ventana. Seguido. Largo rato los aparatos siguen en el clóset. Espero. Andrea muere en un accidente en avión en Tikal, Guatemala el 28 de diciembre de 1974. 1975: Trabajo en California. Enseño. June y yo nos casamos y luego volvemos frente al mar congelado. Es maravilloso estar vivo ¿no?. 1975: En este momento hago una película. Personas que viven. Apenas sobreviven en unas barracas de una isla. Llega el invierno. El guardia del faro solitario, en lo más alto de la isla me habla del tiempo que hace y de cómo éramos antes…
Mi madre guardó las fotos que a veces dejaba atrás mío. Gracias a ella por haber creído en mí cuando no hacía nada más que comenzar.
(“Robert Frank”, editorial Apertura y Delpire, New York 1976. Eso es lo que yo leí. Aparte debo agregar: capturado desde un muro negro… salpicado de letras blancas, en el Museo)

Y a quien le gusten las fotos, aparte de esta muestra, le va a gustar el documental “La Ciudad de los Fotógrafos” en el Alameda. A mí me gustó y también me conmovió (y mucho). Otro bueno: “El Telón de Azúcar” aún a pesar de la cámara temblorosa, me pareció un trabajo maravilloso… debe ser, tal como dice Camila Guzmán en algún minuto, porque “Carolina está en Chile”...

A sacar fotos entonces. O a revisar las antes sacadas. Yo lo hice hoy, y en medio de un gran desparramo y un alegre desorden viajé tan lejos, muchas veces, una por cada una de estas “ventanitas” blanco y negro que cada cierto tiempo me regalan trocitos del pasado.

7 comentarios:

Alfredo dijo...

paso por aca y dejo un saludo...

que estes bien

alfredo

Totocha dijo...

Hola querida... Excelente comentario y una invitación para ir a ver la exposición... sobre todo ahora que el tiempo me sobra...Ayuda!!! noviembre se termina y aún no sé qué hacer para que los títulos del mes me queden registrados... Por fa!! dame una señal para poder hacerlo!! Marta

L Mery dijo...

Alfreeeedo, gracias por acordarte, siempre eres mas que bienvenido. Me he acordado de ti estos dias (he ido harto al cine) con la sinopsis de Inland Empire, ya me la se de memoria, a ver si luego veo la peli y por fin te posteo como la gente, jaja.

Totocha, a ver cuando nos juntamos a tomar un cafe y conversar con calma un dia pm una "clase" flash de "introduccion al blog 2" y luego a arreglar el mundo... prox semana podria ser. Un abrazo. L.

Totocha dijo...

Me parece!!... nos llamamos la semana que viene...Esta tarde te vi pasar rauda por el Tavelli, luego vde una incursión por la Feria del Libro... Es increíble... ahora mi vida parece tener una nueva dimensión más allá del té y el café...M.

L Mery dijo...

jaja, rauda es una buena palabra, la verdad es que ayer fue un dia para hacer siete mil cosas volando... hice 6998, hoy hago las 2 que me faltaron... Que bueno si tu me llamas pues perdi tu tarjeta con los datos, estaba segura que la puse en un libro, pero ya no esta ahi. Puedo lunes o jueves, el tavelli esta ok, tu me llamas.

Melinda dijo...

¡Hola Leticia! Ahora que tengo tiempo, ojala que esta situación no sea muy extensa, paso a visitar tu blog. Estoy muy contenta de ver tu comentario sobre la exposición. Ahora estoy revisando la página del Bellas Artes para ver la cartelera, siguiendo tu sabio consejo para aprovechar bien mi tiempo.
Me gusta mucho la fotografía así que espero aún esté a tiempo de ira visitarla.
Te envié la invitación para el miercoles via mail, para que vayas con las feminas y hombres por qué no, de la embajada.
Un abrazo,
María José

L Mery dijo...

Hooola! me parece que estes aprovechando tus dias felices antes de entrar a trabajar, la expo de españa en el CCPLM tb esta buena, hay algunas joyitas con lapislazuli y me gusta pensar que es del chilensis y no de afganistan; ahi mismo la muestra de la Violeta me dejo con gusto a poco,aunque si me gusto el montaje con unas mini pantallitas, pero es muy poco para ver. Saludos, cuando te acuerdes de nosotros pasa nomas por la of.