22 feb. 2008

Tesoros, poder... y un trocito de alma

Parto por orden de lo encontrado pero, para variar, un poco al revés de mis intereses...

Hace casi trescientos años el Rey de Prusia (Federico Guillermo I) le envió un “engañito” al Zar de Rusia (Pedro el Grande) que se consideró la octava maravilla del mundo: dos toneladas de láminas de oro y una serie de mosaicos y figuras de ámbar con las que se revistió una habitación del Palacio de Catalina de Rusia conocido como Salón Ámbar. Dos siglos más tarde, cuando en 1941 los nazis invadieron la URSS desmantelaron el salón y el oro se hizo humo... Se cierra el Salón, hasta que en 2003, seguramente después de una tremenda recolección de fondos, se restaura y se abre al público.
Paralelamente un equipo de investigadores se afana en la frontera checa buscando algo que no recuerdo qué es, para terminar asegurando este mes que, al parecer, han encontrado todo ese oro en unos túneles subterráneos. Ajena al destino final de tanto brillo dorado, yo me quedo mirando un rato la foto que el diario La Tercera publicó el miércoles por esta noticia (el supuesto hallazgo y el salón re-inagurado) y pienso en la relación oro-poder-ostentación-arte contenida en sólo cuatro paredes. Sigo mirando la foto y en eso me pierdo y sin querer retrocedo un par de años, estoy de visita en Kyoto mirando desde la orilla de una laguna el Pabellón Dorado, que es una edificación recubierta con paneles de polvo de oro... claro, es que sin importar la época histórica, el oro brilla y atrae por igual en occidente y en oriente. Avanzo otra vez en el tiempo y me sitúo nuevamente en “hoy” pero tres horas más tarde, hojeando la revista Que Pasa, donde leo que se puede recubrir en oro un mac o un iphone e incluso agregarle brillantitos si alguien así lo prefiere... uf, qué cosa... aunque menos rebuscada que el anuncio de venta vía e-bay que Estrategia hace por unos diamantes verdaderos con fotos impresas en alguno de sus cortes. Vuelvo a pensar en oro-poder-ostentación-arte y ahora tengo que agregar excentricidad-diseño.
Me detuve en todas esas notas de prensa con más atención que lo usual, porque el tema del oro ya estaba rondando en mi cabeza desde antes: el fin de semana pasado, escarbando entre mis libros (que agradecen que a veces me acuerde de los relegados y haga un recambio entre los que están en segunda o tercera fila, ya que soy lo peor ordenando libros: sin clasificación ni orden alfabético... ni siquiera por preferencia o autor, a lo sumo por orden de llegada...) había dejado más a mano “Símbolos del poder: joyas del arte antiguo italiano”.... donde, entre hoja y hoja, descubrí que definitivamente el oro no puede ser dividido en ninguna sustancia básica y tampoco ninguna sustancia puede ser derivada en oro (sorry por los alquimistas.... sorry también por quienes ya lo sabían encuentran obvio esto que escribo.... y que me disculpe el profe de química que seguramente lo dijo mil veces hace unos quince años mientras yo miraba por la ventana pensando en la inmortalidad del cangrejo). Bueno, el libro en cuestión expone y analiza los símbolos de los poderosos en europa en distintas épocas y presenta unas fotos muy bellas de tallados en marfil, piedras preciosas, oro, etc. Acá van algunas de las que me gustaron más:

Collar de ámbar tallado hace unos nada despreciables 2700 años,
pero mejor ni tentarse, porque era para ajuares funerarios

Este collar de oro es de la misma época, me gusta especialmente por los tubos por donde se pasa el hilo que sostiene las piezas... es de un diseño que se usa hasta hoy

Alfiler de decorado granulado con una técnica “en polvo”... me gustan los animales alados... y me gustan los alfileres con cabezas de color ¿cómo no me va a gustar este entonces este alfiler?

Este es un colgante veneciano de cinco siglos atrás, de oro repujado y esmalte cloisonné... me subo a él y viajo como el Barón Munchausen


Neruda, que más que en el amarillo del oro se concentraba en el del otoño, más de alguna vez se detuvo en estos temas preguntándose si “es verdad que el ámbar contiene las lágrimas de las sirenas” o “de qué río salen los peces de la palabra platería”... a mí me gustaron estas preguntas, porque evocan de inmediato imágenes y sensaciones (están en su libro de preguntas, el mismo que irá en el maletín literario). Así, a la rápida y embarcada en Neruda, del oro me paso a la plata, en parte por lo visto en vacaciones y en parte por las fotos que encontré en otro libro-catálogo mientras hacía ese orden-desorden: un libro de una expo que hace unos años se hizo en el Bellas Artes sobre platería mapuche con el título “Lágrimas de Luna”. Yo me fascino con estos diseños que, más allá de la delicadeza de cada pieza encierran una conexión espiritual y emocional de la mujer con la tierra y su familia. Entre las fotos estaba un testimonio de la entonces directora del Museo de Cañete, que cuenta que el día en que cumplió 18 años su madre le hizo entrega formalmente de parte del tesoro de su relma (familia): un prendedor que les acompañaba por más de tres generaciones: “Desde entonces, al apegarme a este objeto mi vida adquirió más fundamento y en alguna medida me condujo a lo que soy”... en el prendedor ella llevaba mucho más que una joya: en esa plata labrada a mano se atesoraban sus raíces, sus ancestros protectores, su pasado y el pasado que ella posiblemente regalaría a alguna de sus hijas.


Bello, bello, bello

Chapell: aro, zarcillo, de forma cuadrada o trapezoide que representa a la tierra


Redondos como una luna que regala peces que bailan llevando sus huevitos dentro


¿Y dónde se fue esta mujer?
¿Dónde sus alegrías?
¿Dónde sus penas?
¿Dónde sus sueños?


Oro, plata, ámbar, brillantes, hombres que buscan poder, mujeres que quieren sentirse bellas, personas que desean alcanzar la inmortalidad en obras refulgentes v/s inmortalidades contenidas en simples joyas. De la dureza del material a la suavidad de los sueños. Manos que transforman lo rústico en belleza. Ahhhhh! no puedo evitarlo y me quedo pegada en lo rústico y en la belleza.... ése sí que era tema, en vez de oro, plata y diamantes, tendría que haber pensado en arcilla, greda, mimbre y lana.... pero ya... tal vez para una próxima...

4 comentarios:

Pamela dijo...

No no! excelente texto sobre el tema. También me impresiona cómo el oro/símbolo obsesiona a cierto tipo de gente. Besos

Shidi ! dijo...

con permiso entre tanta joya e historia,
Yo tb había visto las mismas pelis q tú (obvio, yo creo q hasta las vimos el mismo día en la sala, jajaja), pero la Vie en Rose me lateó un rato. Totalmente de acuerdo sí con el oscar para la actriz... para mí la pifia estaba en el guión... algo plano y monocorde, medio pintado de relatos paralelos.
En cosa de gustos... ud sabe
Parece que ya volvemos a la ciudad, no todo puede ser trópico no?
vía mail le mando el link de mi flickr para q eche un ojo a las fotos y recuerde más todavía !
salu2
Shidi !

Editores dijo...

Hola. Espero que estés bien. Te envío este correo para contarte del nacimiento de "Glauber", un nuevo proyecto que comienza por estos días.
"Glauber" es un blog chileno de cine que tiene como objetivo principal, ser un espacio de reflexión crítica sobre la cinematografía nacional, latinoamericana y universal. Acá podrás encontrar comentarios, artículos, ensayos, entrevistas (exclusivas) e informarte en general sobre lo que está pasando con la actividad fílmica en el mundo.
"Glauber" representa nuestro tributo y homenaje al cineasta brasileño Glauber Rocha, a sus películas y a sus ideas.
La admiración y el respeto hacia este artista latinoamericano, tienen su punto cúlmine en la creación de este espacio, que servirá al mismo tiempo, para reivindicar y masificar sus filmes, manifiestos y pensamientos, injustamente poco difundidos y valorados en nuestro país.
Este blog nace desde Glauber Rocha hacia el cine en general. De Santiago de Chile hacia el resto del mundo. Hablaremos de películas, pero también de cortometrajes. Los estudiantes de cine y los realizadores independientes tendrán un lugar para informar sobre sus trabajos en este sitio.
Destacando esa maravillosa frase de Glauber: "una idea en la cabeza y una cámara en la mano", te damos la bienvenida.

http://cine-glauber.blogspot.com/

Yorky dijo...

Me ha encantado lo que escribes y me has dado más de una idea , realizo trabajos , artesanía diseño con lana en cinta osea antes de ser hilada y tengo en mente confeccionar joyas mapuches con estas fibras y otras cositas.
soy de Concepcion , un abrazo.