23 jun. 2007

Esa Rosa...

Ayer viernes, hojeando el libro de Camilo Marks (La crítica: el género de los géneros, UDP, junio 2007) me enteré que Rosa Cruchaga, era poeta (obra completa ACA). Mis recuerdos de ella se remontan a 22 años atrás, clase de religión, 3°básico en el Manuel de Salas: una hora y media de intenso y candoroso monólogo sobre el cielo y el infierno y luego una repartición de regalos "sacros" para los más aplicaditos (en la casa de mis padres debe haber arrumbada por ahí una colección completa de la vida de los santos recopilada entre clase y clase... que quedó tan virgen como casi todos ellos... la colección y los santos digo...).
En fin, volviendo a Rosa Cruchaga (de Walker, como ella solía agregar) entre santo y santo, algo nos comentaba de la Academia Chilena de la Lengua y esas cosas... ahora me hizo click todo, porque según cuenta Marks en el artículo "Una Rosa es una Rosa" ella se incorporó a la Academia en 1984. En palabras de Marks, la obra de Rosa Cruchaga constituirá motivo de dicha los seguidores de la buena poesía. Interneteando, encontré esto por ahí... para que juzgue cada quien:

AVENIDA LA PAZ

Por fin tosca Mercedes, te refinas
Te han puesto en un cajón con indulgencias
Y te llevan, cubierta por hortensias
Que plantaste: a la tierra en que terminas.

Por fin sin reumatismo. Y no caminas
Arrastrando en pantuflas tus paciencias.
Vas en hombros. Hoy te hacen reverencias
Los amos de jardines y cocinas.
Hoy tus flores barriendo las basuras.
Hoy es viernes de feria y no te apuras
Pues nadie hoy te dirá: te has retrasado.
Por la calle del río y del mercado
-al descanso, Mercedes que has comprado-,
en tu cesta te vas, entre verduras.

Rosa Cruchaga

(este poema lo escribió al morir la nana de sus hijos)

3 comentarios:

Ana María dijo...

He leído de Rosa Cruchaga, pero no detenidamente. Es más, creo tener un libro con recopilación de su poesía. (J.A. Massone)

Qué genial es que la hayas conocido, y no sólo eso, sino que además fuera tu profesora.

A leer este poema, siento que probablemente como Mercedes, terminaré en una cesta junto con las verduras.

Un abrazo.

Pamela dijo...

Sigo tomando nota de tus recomendaciones, para cuando "algún día" vaya a Chile. (encargué el de E. Subercaseaux, sin suerte).
El poema lo voy a copiar y poner en lugar destacado, es increíble. La crítica la dejo a los que saben, yo sólo me atrevo a encontrarlo extraordinario.

Tu blog es fascinante!!!!!!

L Mery dijo...

Ana María: bueno, es que tú eres mujer de poesías... en cuanto a mí no, yo solo hago versos bien pasteles, para reírme un rato de mí misma... por lo otro, sí, la verdad es que soy suertuda por haberla conocido a ella y por seguir, a diario, conociendo gente de buen corazón, de buena conversa, gente alegre... un abrazo para tí y gracias por comentar (voy a preguntar a mi "librero amigo" por lo de Massone).

Pamela: me alegra si te tientas con algunas de estas ideas pichiruchis que dejo en este sucuchito virtual... pero de ahí a que sea un lugar "fascinante" ya es mucho... como que me queda grande ese poncho... harto grande en realidad. Y, cuando vengas por este terruño me avisas para tomar un cafecito y conversar de verdad, de esa Patagona que tanto amas, de los muchos libros y panoramas de por acá, de la gente, de la vida, de tantas cosas (quizás sea necesaria una ronda doble) un abrazo!