6 ago. 2007

El Mensajero


Papá, tres días antes de marcharte, me pediste que te prometiera que revisaría “El Mensajero” hasta crear el más hermoso -real- libro. Cumplir la promesa me ha exigido cumplir tu edad.

Así se inicia el libro de poemas “El Mensajero” de David Rosenmann-Taub, chileno nacido en 1927, que hace más de veinte años vive en Estados Unidos y frecuentemente es citado como uno de los mayores poetas vivos de habla castellana. ¿Por qué tomé este libro entre todos los que él ha escrito? Sólo porque me conmovió su dedicatoria. A propósito de palabras bellas, hace unas semanas Cristián Warnken citó a un poeta cubano, en una entrevista para El Mercurio que decía que, en lo que a letras respecta, “América Latina vive su siglo de oro sin saberlo”, una frase breve pero contundente, que me queda dando vueltas… ¿Cuánto hay de valioso que, por estar tan a la mano, uno no se da cuenta?... Uf! No lo digo sólo por la literatura. En fin, aquí va algo de El Mensajero, no es lo más representativo del libro, pero sí lo que más me gustó por su simpleza y por su sonido:

“Yo: un trigal. Tú: los trigales / Yo: una voz. Tú toda voz.
Una voz en los trigales / Un trigal en toda voz.
Amaranto que se rompe / Latigazo de ambición.
Amaranto y amaranto / Usurpador esplendor.

Yo: un trigal. Tú: los trigales / Yo: un sendero. Tú: la tierra.
Un sendero de trigales / Un trigal sobre la tierra.
Amaranto que se rompe / Tú: la ofrenda de la ofrenda.
Amaranto y amaranto / Yo: tu fruto sin corteza.

Yo: un trigal. Tú: los trigales / Yo: resuello. Tú: huracán.
Un huracán de trigales / Un resuello de trigal.
Amaranto que se rompe / Lo vasto no es vastedad.
Tú: un resuello en los trigales / Yo: un trigal en huracán.”

3 comentarios:

Jóse Pinto dijo...

Hiciste tus tareas?
Viste la película? ayayaiii hehe

Kisses!

Gregorio Bermudez dijo...

Ladrando desde la vulgaridad

Mire y Lea :

www.odioelpensamiento.blogspot.com

L Mery dijo...

Jóse: sorry, pero me pilló la máquina. Me la perdí, como otro millón de cosas en esta vida, pero bue... nunca se puede todo.