31 oct. 2009

en el país de las maravillas...

.
.
.
.
.
Afredo Rioseco con Bravo de Naveda.
En Providencia, a una cuadra de Seminario.
Cuesta creer que es en Santiago, porque aquí reina el silencio.
No hay autos en las veredas.
Ni siquiera gente.
.
.
.
Nunca había estado en esta esquina.
Dicho sea de paso, hay dos esquinas con exactamente este mismo letrero,
porque Bravo de Naveda es una calle en "U"
que intersecta dos veces con A. Rioseco.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.
Llegué por casualidad.
Aunque las casualidades, en rigor, no existan.
Y agradecí el regalo,
porque es de lo más rico encontrarse estos oasis:
calles completas detenidas en el tiempo
calles, definitivamente, de otro tiempo.
.
.
.
.
.
.
.
.
Y se me cruza un gato.
y lo sigo (con los ojos)
(es que aún estoy arriba del auto)
Y el gato se escabulle al interior de esta casa.
Y la casa está vacía.
Es una casona tremenda.
Al parecer deshabitada.
O habitada por un único gato, que cruzó raudo,
como si fuera a llegar atrasado a algo que le esperaba adentro.
.
.
.
.
.
.



.
.
.
.
Espero otro poco
(para ver si el gato regresa)
pasan los minutos
(laaaaaaaaaaaargos minutos)
Las nubes se disipan y el sol se asoma.
Es tarde. Es raro que el sol todavía insista.
Bajo del auto.
Observo la maleza.
Hay botellas apiladas sobre una banca.
Son muchas las botellas.
¿Será muy fiestero este gato?
¿Estará muy triste?
Quizá no viva solo.
Tal vez sea el gato de algún gigante.
Digo esto por las enormes bicicletas del antejardín.
Son más altas que yo.
Son raras.
La casa es rara.
El gato era raro.
El día está raro.
La calle vacía.
.
.
.
.
De pronto una luz en la ventana.
Un candado que se abre.
Una puerta que se abre.
Mis zapatos que avanzan.
Y ya estoy dentro.
.
.
.
.
y conozco (por fin) el secreto


2 comentarios:

BELMAR dijo...






"C'est faux dire: je pense: on devrait dire on me pense."


("Es falso decir: yo pienso; deberíamos decir: alguien me piensa.")

Arthur Rimbaud

L Mery dijo...

a lo Pessoa? un otro o varios otros dentro de mí mismo?
varios me piensan, desde mi interior....
saludos!