3 mar. 2009

Nudos en la garganta...

Casi todos mis amigos han migrado por temporadas... varios están ahora bien lejos y a otros les quedan grandes viajes pendientes y un par de respuestas que la vida les debe. Hasta ahora esos viajes siempre habían sido puras alegrías... pero esta es la primera vez en que alguien cercano dice goodbyechileforever, la primera vez que, como en las películas, veo que alguien se desprende de todos sus bienes materiales y los regala porque le asiste la certeza de que no volverá por ellos y, aunque yo lo entiendo y me alegro por su fortaleza de modificar fronteras y horizontes (de los geográficos y de los otros), necesito con urgencia que alguien me diga cómo se desatan los nudos en la garganta: hoy el mío es grande y ciego. Y es que las webcams y el facebook no me van a alcanzar para dar los abrazos apretados en los momentos importantes y el centro, mi refugio casi favorito en Santiago, va a quedar semi viudo, y mi celular se va a sentir como un tonto cada vez que de pura nostalgia avise una visita flash a la otra línea que ya no existe, qué decir del eco mudo que se va a instalar después de cada frase chistosa (porque sólo resultaba chistosa en esos oídos)... y es que aunque el Torres siempre tuvo la mesa y esta maravillosa persona siempre tuvo el tiempo... desde el 11 ahí no habrá más café, ni té en hojas, sólo su taza fría y mi mesa coja...

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Chúngale. A mí me va a pasar lo mismo. Y justo ahora que me cambié pal centro.
JL

Marissa dijo...

Mi voz no sabe qué decir, pero mis ojos sí saben llorar...

L Mery dijo...

besos muchos, abrazos más.
mañana prometo solo risas, hasta que nos duela la guata, as always... LOS QUIERO MUUUUUUCHO!!!!!!!!!

p.d. Mari: bue´al menos me "heredas" otra parada en el centro. JL vas a tener que saber ser buen anfitrion nomas :)

Pamela dijo...

Veo veo querida Leti, hay despedidas que duelen y te aseguro que el que se va se siente culpable de infringir esa tristeza.

L Mery dijo...

ay! mañana es 11... el nudo comienza a deshacerse, a cristalizarse, a asomarse como vidrio derretido, que cae poquito a poco por mis mejillas. Strong, but not enough...

Jóse Pinto dijo...

Que nostalgicas palabras, espero que ese 11 no haya sido tan triste... pero debo decir: que lindas palabras, hasta me hubiese gustado haberlas recibido jiji.

Pasaba, saludos!