7 jun. 2007

90 Días Nublados

El otoño está cuarto en mi ranking de las estaciones, pero entiendo que “es”, o sea, aunque quiera no me lo salto, porque simplemente no puedo. Entonces decidí amigarme con esta temporada y buscar todo lo amable que pueda tener. Primero: la calle por la que cada día transito de principio a fin, Ricardo Lyon, se vuelve hermosa con sus árboles majestuosos y rebosantes de hojas grandes y amarillas.



Segundo: Con este frío, hay más excusas para tomar café... tengo una mesita casi propia en cierto lugar muy piola al que me arranco cada vez que puedo, donde aparte de unos mil cortados, también me he tomado el mejor té con jazmín o rosas de Santiago y una mezcla sueca excepcional llamada “sabor de ángeles”. Tercero: Comer sopaipillas mirando la lluvia por la ventana; es una lástima que llueva tan poco. Cuarto: No me mato de calor al caminar por el centro. Quinto: Salir menos y leer más, en ésta época me gusta mucho leer en la cama, ahora estoy con “La noche del oráculo” de Auster, aunque me tiene medio cansada que el libro que esté adentro de otro libro y adentro de otro libro. Sexto: tiene que ver con el “quinto”, pero más tarde… y ya sin tanto libro…

Lo mejor de este otoño: descubrí a Johansen (harto tarde, ya sé, pero no me enganchó la onda previa de la cumbiera intelectual, qué le voy a hacer) Al escuchar completo el último CD (Logo) me pasó lo mismo que con Pulp, es decir, hace muchos días que en mi cabeza “Por las rúas” es a “Underwear” lo que “Logo” a “Different Class”; no me refiero a ritmos ni letras, sino a esa maravillosa sensación de revivir con esa música mis-“aquellos”-maravillosos años (y sí, al decir maravillosa sensación, me refiero precisamente a una “maravillosa” sensación) Ay! quiero que llegue luego el 26 …y también quiero vacaciones… muchas, muchas, muchas, muuuuuchas vacaciones.

PD: Esto es nada que ver, pero en los últimos días la palabra Dubai me ha salido hasta en la sopa y con las personas más impensadas y menos relacionadas entre sí… es algo realmente raro. En fin, bye bye ¿Nos vemos en Dubai? No creo, mi futuro hiper-inmediato lo veo arriba de un barco: no me voy de pesca, no es un crucero, no es por placer y tampoco es un chiste.

8 comentarios:

Pamela dijo...

¡Pobre Otoño! tan poca gente lo quiere. Confieso que aquí en Montevideo es lo mejor que hay en estación: llueve poco, no hay viento y las temperaturas son agradables. Pero claro, este año tenía que ser diferente: hace un frío de Mierda!!

Prolífica yo? debe ser mi perpetuo "alpedismo" en esta ciudad...

¿barquito? me muero de la copucha....

saludos! y buen fin de semana!

El Guanaco Volador dijo...

Hola Mery

Llegué a tu blog gracias a Pamela.

Felicitaciones por tu trabajo

Un abrazo

L Mery dijo...

Hola Pamela, lo del barquito fue por pega y termino siendo como pelicula de accion. Fue arriba de un Buque, en Valpo, con 750 amables caballeros, formales ellos pero divertidisimos tambien. La cosa fue con harto movimiento, navegacion, sube y baja grandes escaleras y salto de cubierta a cubierta incluido... y yo con botas de taco aguja, haciendo todas esas piruetas con la mejor sonrisa... obvio, digna hasta el final! Hubo anecdotas muy sabrosas... pero esas no las puedo contar acá.

Guanaco volador: que bueno el nombre!. Bienvenido, me alegra que lo que escribo te guste. Ahora me voy a leer con calma tus textos de la Patagonia. Pucha, yo pidiendo vacaciones y tu hablando de lugares maravillosos... ya me imagino, aunque haga frio, total alla la leña no tiene restricciones!

El Guanaco Volador dijo...

Hola Mery

Gracias por tu visita y tus palabras

Un abrazo

tomantonin dijo...

mi estación preferida obviamente es el verano pero solo por que son mis vacaciones y el mar me espera y paso tardes completas metido en el agua hasta quedar morado y por las tardes caminar por la playa y despues alguna reunion con amigos / un poco de pololeo inolvidable y bailar hasta que la tornamesa le salga humito...

eso en el otoño tambien se puede hacer pero es un poco forzado, el otoño tiene su encanto y si lo tiene. me encantan las hojas y los colores que comienzan a aparecer y siempre he dicho en el otoño chileno es cuando salen a la luz los mejores discos del año y algunos de mis favoritos... cambio tus sopaipillas por picarones...
el otoño me pone demasiado romanticón, pero no es malo ...
hay otoño...dejame un recuerdo bonito.. solo eso

un beso para ti

Pamela dijo...

Bueno ¿y? ¿qué paso? ¿mucha pega?
Me imagino los caballeros asombrados mirando tus tacos aguja, jajaja. Besos y buen finde...

Jóse Pinto dijo...

Me encantó el texto una vez más hehehe.

:)

L Mery dijo...

Tom.. gracias por pasar otra vez. Tus palabras me hicieron recordar jugosos veranos tambien, ahora los mios "le llevan" pañales y mamaderas, pero igual son lejos la mejor parte del año...y sobre los discos, nunca antes lo había pensado, voy a poner ojo... mejor dicho oreja. Un abrazo.

Daniela: entonces vaya pues, es una tienda pequeña en la equina de Lyon con 11 de septiembre en un patio de cemento que esta al lado de una joyeria de lapislazuli bajando una pequeña escalera de piedra, se llama granos y hojas. Sus dueños´, Marta y Claudio son super simpaticos. En realidad ellos mas que nada venden te en hoja y cafe molido y en grano para llevar (los de suecia son lejos los mas ricos).

Pamela: Si harta harta pega, pero pase a actualizar este sucucho virtual.

Abrazos y mucho aguante para este frio...

Jose: un beso y un abrazo

PD Las fotos del blog de la Patagnia de El Guanaco Volador son BELLAS, BELLAS, BELLAS, o quizás yo ando muy sensible, o con muchas ganas de descansar, pero hace tiempo no pasaba por un blog que literalmente me secuestrara por un rato al leerlo. PASEN por ahí!!!!!