21 ago. 2009

Andar contenta




Johansen & Liniers en el Teatro Oriente, hablando de cosillas que me han tenido happy estos días!


.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
..
“No fui om, ni fui zen, nunca fui dueño de virtudes como la paciencia”... tengo esta canción pegada mientras escribo (en caso de hacer click aquí, hay que dejar cargar enteeeeera primero ;). Me encanta. Debe ser que ando así: con-ten-taaaaaaaa!!!!!!!!!!!! Si no es porque ahora estoy aquí, detrás del computador, estaría bailando, creo. Ok, tal vez no, pero a ratos es bueno exagerar. Al menos ganas no me faltan, y es que de 100 cosas que he hecho, soñado o querido en el último mes, 90 me han resultado de maravillas, unas ocho van por buen camino y las otras dos, bueno, esas no van a resultar nunca, pero está bien, así la vida tiene un poquito de equilibrio.
.
Para colmo me han hecho infinidad de regalos. Raro: no es mi cumple, no tengo santo, no estoy enferma (que yo sepa :) Inmerecidos la mayoría, para ser bien sincera. Pero mejor no cuestionarse y disfrutar.
.
Disfrutar, por ejemplo, entre mis manos la primera edición uruguaya de “Testigo de uno mismo” de Benedetti, que salió del horno hace escasos tres meses y que alguien se encargó de empacar entonces, en algún dulce rincón de Montevideo, para que ayer aterrizara en mi mesa del Drugstore. Y mientras le agradezco a Pamela por sus infinitos detalles conmigo, copio acá el primer poema que, además, tiene tanto que ver con estos días míos:
.
En un café
.
A veces me metía en un café
acompañado de mi soledad
y quería pensar y no pensaba
porque en la esquina del tumulto ajeno
me convocaba algún silencio simple
.
uno es tan único que no consigue
ser como otros y menos no ser
nos levantamos y desmoronamos
con los recuerdos o con los despistes
.
mirarse adentro puede tener gracia
y también puede convertirse en duelo
nos conocemos tan precariamente
que respiramos y eso nos asombra
el corazón aporta sus latidos
y los sentimos con un ritmo ajeno
.
es cierto/ me metía en un café
y otros pasaban y pasaban
pero no me dejaban ni un vistazo
para que lo escondiera en mi guarida
M.B.
.
.
(es un libro lleno de palabras bellas)

6 comentarios:

Marissa dijo...

Yo también estoy contenta, y me pone más contenta que estés contenta.
Ah, una acotación: te mereces tooodos los regalos que lleguen a tus manos, y más!!!

L Mery dijo...

Mari, es que esta cosa me supera, si ayer hasta me regalaron panqueques porque sí en el crepe cafe del Drugstore (camarón queso, ñamis!) no es que no me hayan cobrado los que pedios, sino que fue derechamente un ofrecimiento "de la casa", o sea, es ra-rooooooooooo.

Marissa dijo...

Mmmmm, qué rico :)
Aprovecha los regalos y no te quejes jaja

Chamila dijo...

Elel mu kechi malal!
Kalli amulepe ñi ko
Elel mu kechi malal!wiño petu ñi kuyfimogen
Feypi Willi Kvrvf ñi Pvllv.
mogeley tati
iñchiñ ñi kom pu che,
ñi ou wenvy: mulfen ñi mogen


La Luna es el ave

que va alumbrando

mis palabras

su canto memoria

del Sol sobre mis aguas


Fui Fui, Kaallv Pewma
ñi Kuyfikeche, feypimeken
Iñche tati kvpan zugual
mi Piwke mu
mi kelluafiel ñi wewal
tañi pu kayñe


Que mis raudales sigan

que vuelva en flor

la vida libre

espíritu del viento

respiro de llovizna

¿se quedará sin sombra

el valle en que florece

el pensamiento, el aire

que sembramos?

Somos danza del amor

cuando amanece.

Anónimo dijo...

Hermana querida, no te cuestiones el tema de los regalos, te llegan porque e tienen que llegar, eres adorable y eso genera y mueve.

Hay momentos que te extraño, no se... me pongo nostálgico, aún sabiéndote al lado.

Besos,
R.

L Mery dijo...

Chamila, gracias x pasar y que nunca se quede en sombra el valle que florece :)

R: arreglemos el mutuo extrañamiento con algo práctico: café después de mi of (tienes que "bajar" del tuyo, sorry, jaja) sino más tardón pasas x mi casa. besots, besots.