12 abr. 2009

Un par de "cositas" que he soñado estos días...





Tres días y casi 50 horas de sueño. Me hacía falta dormir, dormir profundamente. Sé que es una coincidencia (que más de alguien podrá encontrar “de mal gusto”), pero justo este domingo me siento resucitada. Es que sí, me hacía falta dormir. Pero dormir sin soñar.

.
Hace más o menos una hora, quedaron atrás un centenar de pinos fragantes y un sol que se pone odiosamente bello cada vez que me vuelvo a Santiago. La ropa volvió prácticamente intacta, es que casi lo único que usé fueron pijamas. Al mar, con suerte, le vi un par de gotitas... parece que esta vez me sumergí en mi cabeza… y ahí me perdí por horas.

.
Sueño 1. Cerati me canta. Oh! Que se cree? No es la ciudad de la furia. El muy fresco esta vez me reta: “te comportas de acuerdo con lo que te dicta cada momento, y esa inconstancia no es algo heroico, es más bien algo enfermo…” Y a mí me da una rabia que mejor ni explico porque claro, soy mete pata, pero estoy lejos de ser un desastre. Mejor me cambio de sueño (pero antes dejo el link a esta versión que me en-can-ta: http://www.youtube.com/watch?v=UgBroOFie_U).


Sueño 2. Por fin!!!!!!!!! Soy la accionista mayoritaria de La Fete, socia de Daniel Mercier, heredera de Bozzo, dueña de un pase libre para calugas en la Varsovienne, catadora oficial en Brunatto y testeadora de calidad de los alfajores Dinkenesh. Hacemos una junta y “nos concertamos” para bajar los precios. Cacao para todos. La Fiscalía Nacional de la Felicidad nos llama para felicitarnos… y para que fijemos el día nacional del chocolate. Qué farmacias, ni remedios, ni cosas por el estilo. Sólo chocolates, de los ricos. Una chocolatería por cuadra en vez de fasas y cruces verdes. Seguro la salud mental del 98% de la población estaría a salvo (sorry por el 1% alérgico y por el otro 1% de los mañosos).

.
Sueño 3. Zapatos nuevos. Placer culpable. Chitas, parece que ése no era sueño (culpable a secas… pero con los piececitos liiiindos!), mejor cierro los ojos a ver dónde me llevan.

.
Sueño 4. En Japón dicen que de aquí al 2050 el mundo puede reducir al 50% las emisiones de carbono y good bye calentamiento global. En la vida real, hace poquito, escuché completamente la propuesta y claro, ahí uno entiende porqué Japón es Japón y dan ganas de salir con una capa verde a rescatar lo que queda de Planeta…. Ahora sueño con Tokio. Alguien se ha perdido alguna vez en Tokio? Yo sí (y me gustó bastante ;)

.
Sueño 5. La palabra “Expansiva”, así con mayúscula, se da vueltas por mi cabeza.

.
Sueño 6. Mi dermatólogo me mira seriamente y me dice que es poco lo que puede hacer… que más bien debería nadar una hora a diario o ir a clases de yoga después de la oficina. Y yo, con mi peor cara de meditación, cuento hasta 27milquinientos antes de pedirle cápsulas de tiempo, o que mejor me regale un calendario con semanas de 10 días. Yoga a diario, después de la oficina… ¿en qué mundo vive este pajarito de lentes, que me dobla en edad, que usa delantal blanco y tiene setecientos treinta diplomas tan bien colgaditos en la pared?

.
Sueño 7. Como algodón de dulce. Soplo burbujas. Digo mentiras blancas. Borro a alguien en facebook. Desafino. Me arrepiento de un par de cosas. Explico otro par de cosas. Parece que, quizás, en cierto lugar del mundo un ser humano se ha enojado conmigo. A veces sale mal explicar, pero no queda otra, porque al menos en mi vida, aún no encuentro el botón rebobinar (y me gustaría hacerlo, porque no soy de esa gente perfecta que jura que si viviera de nuevo no cambiaría nada en su vida… yo sí, cambiaría un buen par de pequeñitas cosas, que harían tremendas diferencias).

.
Al fondo, Cerati quiere volver a cantar, pero no lo dejo, esta vez abro los ojos, los abro tanto que casi me trago el mar con la mirada, y me traigo la fuerza de sus olas reventando en las rocas, y también la espuma, y la luna perfecta que me alumbró hace unas horas… Y despierto, para ver qué me trae esta semana. Ahora quisiera escuchar Zoom (esa que dice "... pruébame y verás que todos somos adictos, a estos juegos...", ésa del "acero inolvidable"). Y despierto, ahora sí, cruzando los dedos.
.
.
.

3 comentarios:

Shidi ! dijo...

Yo con zoom di mi primer beso
en el colegio
Y sí, a mí tb me gustaría hacer yoga, y tb tengo la misma pregunta ¿y a qué hora podría ser eso?

Mary Rogers dijo...

je je...me alegro de saber el fondo de algunos de estos sueños, si no habría quedado más que colgada. Buen fin de semana fue ese, veo.
Abrazos

Jóse Pinto dijo...

Paso rapidito pero leí algo de perderse en Tokio... nunca viste la película? es lo más cercano para mi... por ahora ! :D

MUAC!